La terapia Homeopática utiliza como base a la homeopatía, que es un tipo de medicina alternativa. La homeopatía utiliza concentraciones muy pequeñas de sustancias orgánicas similares a las que crean los síntomas de una enfermedad para estimular las defensas del organismo y que sea él mismo quien lleve a cabo la curación. Nació hace 200 años con el Dr. Samuel Hahneman que, sirviéndose de la Ley de la Similitud, observó que al administrar dosis muy bajas de una sustancia “similar” a la enfermedad, conseguía curar a las personas enfermas de una manera mucho más respetuosa con el organismo y menos agresiva. 

La terapia Homeopática trabaja la salud a nivel global u holístico, teniendo en cuenta los síntomas característicos de la enfermedad o situación emocional y los síntomas particulares del paciente. Trata todo tipo de enfermedades crónicas, agudas, infecciosas, emocionales, psicológicas, etc. Está considerada como una práctica médica y terapéutica benigna, no agresiva, moderada y respetuosa con el individuo y su cuerpo. 

Las sustancias o principios activos que utiliza la terapia homeopática para sanar, se obtienen con la dilución en agua o alcohol de lo que se conoce como “tintura madre” y tiene una procedencia animal, vegetal o mineral. Cuanto más diluido se encuentra el ingrediente activo, más potente es. Está indicada en todo tipo de individuos, independientemente de su edad, sexo, o circunstancias específicas.

CARME TUSET PADRÓ

secretaria@carmetuset.com 

info@esh.cat

+34.625.16.82.65 (también Whatsapp)